La Guardia Civil interviene en Retamar material prohibido en la práctica de la pesca deportiva

La Guardia Civil sorprendió a 2 personas que practicaban la pesca submarina deportiva frente a la playa de Retamar en la capital, utilizando medios de propulsión. Los agentes del GEAS intervinieron un autopropulsor eléctrico submarino, 4 baterías eléctricas para su carga, 7 fusiles de pesca submarina y 4 ganchos metálicos.
Entre las misiones que el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, tiene encomendadas, específicamente, el velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación de la naturaleza y medio ambiente, en el medio marino.
Las Unidades de actividades subacuáticas (GEAS) también tienen como misión específica el desarrollo de las funciones que se encomiendan a la Guardia Civil relacionadas con el medio acuático y subacuático y como misiones específicas, entre otras, velar por el cumplimiento de la normativa y disposiciones vigentes relacionadas con la realización de actividades subacuáticas.
En desarrollo de estas misiones y al efectuar una inspección habitual el día de ayer a lo largo del litoral almeriense, al desempeñar sus cometidos frente a la playa de Retamar, un equipo del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil de Almería, observan una embarcación semirrígida ocupada por dos personas que practicaban la pesca deportiva a pulmón libre.

Tras entrevistarse con ambos y como resultado de la inspección que realizan los agentes de la Guardia Civil, tanto en el entorno físico de la embarcación como del medio marino, al realizar una inmersión subacuática en el lugar, al hacerlo en la zona donde estaba ubicada la boya de señalización, localizan un torpedo de autopropulsión (scooter), instrumento considerado ilegal para la práctica de la pesca submarina, procediendo a su decomiso.
A continuación, y además del autopropulsor submarino, los agentes de la Guardia Civil también intervienen 7 fusiles de pesca submarina, 4 ganchos metálicos y 4 baterías eléctricas para la recarga del scooter.
Por tal motivo los agentes de la Guardia Civil ponen en conocimiento de los ocupantes de la embarcación de la infracción que estaban infringiendo el artículo 108.6 de la Ley 1/2002, de 4 de Abril, de Ordenación, Fomento y Control de la pesca marítima el marisqueo y la acuicultura marina y considerada como infracción grave y remitidas a la Dirección General de Pesca y Acuicultura de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía en Almería, quedando las artes a su disposición y depositadas en dependencias de la Guardia Civil y cuya sanción puede llegar a los 3.000€, incluida la retirada de la licencia un máximo de 5 años.

Fuente: lagacetadealmeria.com

Compartir, enviar, etc...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *