De cómo hacer amigos buceando

NaOH en forobuceo.org escribió esto:

scuba_0001• Procura ser impuntual: si quedas a las nueve, no aparezcas hasta las nueve y media; pregunta encarecidamente dónde puedes tomar un café y un cruasán.
• Si cuando llegues está todo el mundo con los neoprenos puestos, con cara de mala leche y sudando a chorros, disimula diciendo ¡Perdonad, yo creí que habíamos quedado a y media!
• Coméntale al divemaster a voz en grito que el aire de la botella huele raro, y que quieres que te la cambie.
• Si ves a alguien novato montando torpemente el equipo, ofrécete a ayudarle. Frases como “¡déjame a mi, inútil, que da grima verte!” o “Pero ¿dónde te has sacado tú el título?” Te harán sentirte inmediatamente integrado en el grupo; sobre todo si es mujer y consigues hacerla llorar.
• Si ves a gente acarreando botellas ya montadas a un carrito o similar, pídele amablemente que cargue tu equipo. Si se niega, pídele disculpas y dile que lo creías parte del staff del centro.
• Al embarcar, procura apoyarte sin miramientos en la cabeza del que esté sentado en el balón de la zodiac, y pisa a todo el mundo hasta que te sientes en tu sitio; sonríe a tu alrededor. También es valido golpear alguna cabeza con la red, o apoyarte en la pantalla de la sonda.
• Una vez embarcados, pregunta a todos si les molesta que fumes. Si estás cerca de la popa y de los depósitos de gasolina, mucho mejor. Si te dicen que mejor no, ponte el cigarrillo en la oreja y pon cara de desprecio olímpico.
• Durante el briefing, procura interrumpir al divemaster al menos tres veces puntualizando sus explicaciones o contradiciéndolo abiertamente.
• De camino al punto de inmersión, procura dejar claro tus extensos conocimientos sobre la orografía y la vida marina del lugar: frases como “la drosophila melanogaster es una especie pandémica del lugar” te hará ganar puntos.
• Si ves a alguien con la mirada perdida o fija en el horizonte, o de un color verdoso, es que está mareado: háblale de la cena de la noche anterior. El efectos de describir con fruición una cena de callos con garbanzos es inmediato. Mientras vomita, puedes darle consejos de cómo vomitar sin peligro con el regulador puesto. Explica que los reguladores permiten la libre circulación de los tropezones.
• Explica que los del interior no aguantan un par de olas sin marearse. Aprovecha para reirte de los madrileños y sus capacidades como buceadores (puedes apostar a que la mitad de los presentes, por lo menos, son de allí). Explica que tú nunca te has mareado.
• Saca defectos vehementemente de todos los reguladores que veas a tu alrededor, cuanto más caro sea, mejor. Pon ejemplos exhaustivos de mal funcionamiento en los de tus amigos con equipos iguales (aquí cuidado, determinadas personas son MUY sensibles respecto a sus reguladores, no se los toques mucho).
• Niégate a bucear con quien te pongan de pareja. Frases como “no puedo poner mi vida en manos de alguien que usa esa mierda de equipo”, o si es bueno “con esa mierda de configuración del equipo”.

A estas alturas, sentirás una agradable sensación de pertenencia, de integración, de formar parte de un grupo compacto y coherente, digno de confianza, cálido, y que te recordará durante cierto tiempo, algo tan difícil de conseguir en estos tiempos de desconfianza y recelo para con el prójimo.

Vía: forobuceo.org

Compartir, enviar, etc...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *