Vídeo: Exposición Submarina de Fotografía Submarina 2016

El 30/oct/2017 finalizaron los pases, en el Centro Andaluz de la Fotografía, del audiovisual sobre la Exposición Submarina de Fotografía Submarina 2016 realizada en aguas de Almería. Se ha proyectado todas las noches, durante tres meses, mediante la cámara gigante/proyector de la plaza Manuel Falces.

Las fotografías estuvieron sumergidas, de agosto a noviembre de 2016, a una profundidad de unos 6 metros, por lo que fue posible verlas tanto en apnea como buceando con escafandra autónoma.

Ahora está disponible para ver on-line.

#ExpoSubFotoSub

#ExpoSubFotoSub2016

Retiran redes enchanchadas en un barco que cazaban peces en pleno parque de Cabo de Gata-Níjar 31-10-2017

En las inspecciones de la Guardia Civil encontraron un dentón, dos meros y varios crustáceos, todos ellos aún vivos, a los que lograron liberar in situ.

Entre las misiones que la Guardia Civil tiene encomendadas se encuentra el velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación de la naturaleza y medio ambiente. Asimismo la Guardia Civil, tiene como misión específica el desarrollo de las funciones relacionadas con el medio acuático y subacuático y como misiones específicas, entre otras, velar por el cumplimiento de la normativa y disposiciones vigentes relacionadas con la realización de actividades subacuáticas.

Dentro de estas disposiciones, la Guardia Civil realiza de manera periódica, reconocimientos de las diferentes zonas de interés en materia de patrimonio histórico sumergido, muy abundantes en nuestros fondos marinos.

Como resultado de uno de estos reconocimientos subacuáticos, cuando los agentes de la Guardia Civil realizaban inmersión en el conocido pecio “Vapor Arna”, hundido en las costas de Cabo de Gata (Almería), observan la presencia de varias redes de arrastre enganchadas en él.

En las mismas los agentes comprueban la existencia de varias especies de peces y crustáceos enganchados ya muertos, incluso liberan un Dentón (Dentex dentex), dos meros (Epinephelus guaza), y varios crustáceos, que son encontrados con vida en ese momento.

Dichas redes, enganchadas en diferentes puntos del buque, que descansa sobre el lecho marino a 40 metros de profundidad, representan no sólo un peligro para las especies marinas, sino también para la integridad estructural del propio barco considerado como patrimonio cultural subacuático y para la integridad física de los buceadores deportivos que lo frecuentan.

Se entiende por “Patrimonio cultural subacuático” todos los rastros de existencia humana que tengan un carácter cultural, histórico o arqueológico, que hayan estado bajo el agua, parcial o totalmente, de forma periódica o continua, por lo menos durante 100 años…” (Convención sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, UNESCO, 2001).

Ideal