Vídeo: Crean el primer museo submarino de España

El fondo del mar esconde multitud de tesoros hundidos. Un grupo de arqueólogos  ha creado el primer museo submarino de España. Está en Isla Grosa, Murcia.

Desentierran un objeto que lleva 2.000 años bajo el mar. Son arqueólogos subacuáticos. Saber lo que sienten es ahora posible: Han creado el primer museo submarino de España. Está en Isla Grosa, Murcia.
Los visitantes necesitan algo más que una entrada: un título de buceo. Siguen a una guía que les muestra dónde se esconden los restos de un barco fenicio y dos romanos. Pero la experiencia va más alla.
Comparten barco con un grupo de estudiantes que investiga un auténtico cementerio de barcos hundidos. Un saliente de roca provocó aquí centenares de accidentes hace cientos de años. Hoy, les ayudarán con el dibujo de las piezas.
Finalizada la excursión, continúa el trabajo arqueológico: trasladar a un mapa todo lo encontrado y hacer un inventario de las piezas. Las más valiosas o las más delicadas son trasladadas a este almacén.
Es el paso previo al museo de toda la vida aunque los que quieran ya pueden sumergirse de lleno en la historia de nuestros mares, donde descansan más de 30.000 pecios hundidos.

El Algarve, en arrecife natural o artificial, un destino magnífico para disfrutar del buceo

La costa del sur de Portugal se ha confirmado como un lugar de referencia para amantes del buceo de todo el mundo. Su proyecto ‘Ocean Revival’ ofrece una experiencia única de turismo subacuático, gracias a la creación de un arrecife artificial compuesto por una flota de cuatro navíos de la Marina portuguesa hundidos, a pocos metros unos de los otros, a tres millas de Portimão.

En pleno Algarve, a 3 millas de Portimão, está abierto a buceadores de todos los niveles y cuenta con las máximas garantías de seguridad, además de proteger la biodiversidad y el medio ambiente. Este parque submarino reúne todas las condiciones para la proliferación de la vida marina, garantizando la protección de la biodiversidad.

Su localización ha sido cuidadosamente escogida. Esta zona reúne unas excelentes condiciones para la práctica del submarinismo: buen tiempo durante 300 días al año, aguas tranquilas y seguras con una agradable temperatura de entre 14 y 22 grados centígrados, y buenos accesos e infraestructuras adecuadas para la práctica de este deporte.

Los barcos, que están en constante evolución, son cuatro. Antes de su inmersión, las embarcaciones fueron despojadas de cualquier material nocivo para el medio ambiente o peligroso para los submarinistas, garantizando así una experiencia plenamente segura. Permiten distintos itinerarios, desde los más sencillos hasta otras opciones más complejas que atraen a buceadores de cualquier nivel. Cabe destacar también la proximidad de otros puntos de interés, como naufragios del siglo XVIII o de la Primera y Segunda Guerra Mundial, arrecifes y paredes naturales, así como otras rutas subacuáticas en la región. Continue reading

La grieta de aguas prístinas que permite bucear entre dos continentes, en Islandia

La grieta de Silfra, es el único lugar en donde la división de las placas tectónicas de Eurasia y América es visible por encima de la superficie de los océanos. La grieta se encuentra dentro del Parque Nacional Thingvellir, y está cubierta de agua, un agua increíblemente transparente que deja sin palabras a cualquiera que se anime a la experiencia de bucear o practicar snorkel en ella.

Ronald Eliassen Hole

Ronald Eliassen

Continue reading

Un paseo bajo el agua

Te propongo un paseo subacuático por el Lago Verde (Grüner See) en la región austriaca de Estiria. Un lago de color esmeralda que se seca casi por completo en otoño y en la primavera se vuelve a llenar con el deshielo.

Sumergidos bajo casi 10 metros de agua quedan los bancos y senderos del parque, los arboles y las plantas con las primeras flores primaverales. Y aunque la temperatura del agua esta solo entre 5º y 6º C, el caminar por estas veredas del parque que han quedado inundadas, te hacen olvidar que tienes la cara helada. El paisaje a tu alrededor es simplemente maravilloso, indescriptible, la visibilidad es fantástica de hasta 40 m. Disfruta de este viaje bajo las aguas de el Lago Verde.




Via Meridianos

Vídeo: Ghosts of the Thistlegorm – Le fantôme du Thistlegorm


El S.S. Thistlegorm fue un buque hundido en el Mar Rojo, y su pecio, es probablemente una de las inmersiones más realizadas y una de las más bellas. Está “de pie” sobre el fondo y localizado en 27° 49′ 03″ N, 33° 55′ 14″E, al Noreste de Shag Rock, Sha’ab Ali, a una jornada de barco desde Sharm el Sheik o Hurghada a una profundidad mínima de 10 metros y máxima de 32.

Fue construido por Joseph Thompson & Sons en Sunderland, Glasgow en 1940 siendo utilizado como carguero por la armada Británica en la Segunda Guerra Mundial. Con todo el mediterráneo ocupado por las fuerza alemanas, el camino más seguro para entregar los suministros a su ejército era bordear África y subir por el Mar Rojo. El 6 de octubre de 1941 se dirigía hacia el Canal de Suez pero en su camino fue interceptado por 2 bombarderos alemanes que, probablemente, buscaban al Queen Mary que llevaba tropas británicas al Norte de África. Todo debió ser bastante rápido, 2 bombas entraron por el puente e hicieron estallar un polvorín de munición, provocando el rápido hundimiento del barco. Sólo 9 de los 48 tripulantes que llevaba el barco perdieron la vida.

Marea azul bioluminiscente

Cuando el número de un tipo de plankton llamado dinoflagelados se hace muy numeroso cerca de la costa, estas microalgas unicelulares pueden teñir el agua de un color marrón-rojizo, creando las llamadas mareas rojas, las cuales a menudo son tóxicas tanto para las personas como para los peces. Algunas especies de dinoflagelados también producen bioluminiscencia y cuando la noche cae sobre las playas, las algas bullen haciendo que las aguas poco profundas adquieran un brillante tono azul eléctrico. Este fenómeno es apreciable en la imagen superior tomada por el fotógrafo Phil Hart en Gippsland Lakes (sur de Australia).
En mar abierto, los dinoflagelados usan la bioluminiscencia como una especie de alarma contra intrusos; cuando se les molesta, el plankton centellea o se enciende, creando en esencia una estela brillante que lleva hasta sus asaltantes. Esta señal silenciosa avisa a los depredadores que están por encima del merodeador en la cadena trófica de su presencia. Y luego ya sabéis… el pez grande se come al chico y de paso el dinoflagelado salva el pellejo. Sus luces vienen a ser el equivalente al grito de “al ladrón”.

Visto en Scientific American

Via: Maikelnai’s Blog

Descenso al abismo: 88 metros a pulmón y sin aletas

El 10 de abril de 2009 el buceador neozelandés William Trubridge estableció un nuevo récord mundial de buceo libre al descender 88 metros sin aletas y sin ayuda de ningún tipo. Durante 3 interminables minutos y 30 segundos, Trubridge descendió a las profundidades del Dean’s Blue Hole (en Bahamas) y regresó para contarlo. El vídeo es sencillamente estremecedor:

Freediving World Record – 88m without fins.

La parte final del descenso, en la que se deja caer y se le pierde de vista en la oscuridad, podría formar parte de una película de terror. Tal y como consta en su página web, en los próximos meses volverá a bajar en busca de una nueva marca.

Vía: Fogonazos